LOS MEJORES PRODUCTOS
DestacadosEntretenimiento

¿Te cuesta tener disciplina?

Venzamos la pereza y cultivemos la disciplina.

“Cuando la organización hace el amor con la limpieza, en la matriz de la puntualidad se gesta un bebé llamado disciplina” (Yokoi Kenji).
¿Te cuesta tener disciplina? Venzamos la pereza y cultivemos la disciplina.

A todos nos llega el momento de la pereza, no hay ninguna persona que no experimente la pereza en algún momento del día. Pero, depende de la persona si la abraza y se pone a jugar con ella o la ignora y le pide que se retire.
La disciplina es el antídoto perfecto para vencer la pereza y poder cumplir nuestras metas, objetivos y sueños en la vida diaria. De hecho, cualquier persona consigue lo que quiere gracias a la disciplina, no importa lo que se proponga. Claro está, que para cultivar la disciplina requiere de esfuerzo y dedicación. No hay una receta o una fórmula mágica que nos haga ser disciplinados, siempre dependerá de la libertad de la persona y de su responsabilidad. Aunque, si hay algunas herramientas o virtudes que nos ayudan a cultivar la disciplina, tales como:
1. Organización
Cuántas personas vemos a diario estresadas, amargadas, enojadas, preocupadas por no llegar tarde al trabajo o a algún otro lugar, inclusive con una actitud pesimista, pareciera que su vida no tuviera ningún sentido. En gran medida, todo ello es causa de la falta de organización. Sí, al no tener una organización en nuestra vida se pierde el sentido y se consigue la mediocridad o el “minimalismo”.
El tener una organización en nuestra vida nos permite darle un sentido o una razón por la cual realizar las tareas diarias, además que nos ayuda a estructurar y aprovechar el mayor tiempo posible del día. Organizar lo que haremos en todo nuestro día, nos ayuda a no tener tiempos muertos donde nos incite la pereza a jugar con ella. Una cosa es descansar y otra muy distinta es la pereza.
2. Limpieza
La limpieza va de la mano con la organización, las dos se necesitan mutuamente. Hay que saber por dónde empezar para limpiar y hay que limpiar para poder organizar.
La limpieza ayuda a quitar o arrancar todo aquello que estorba e impide para cultivar la disciplina, es decir, quitar de nuestra vida acciones, actitudes o pensamientos que provoquen le abran la puerta a la pereza. Aprender a desaprender, para re-aprender.
3. Puntualidad
Hay tiempo para todo, basta con tener una buena organización. Hacer lo que tenemos que hacer en cada momento y no dejarlo para después nos forja en la disciplina. Tener las cosas o hacer las cosas a tiempo nos lleva a una buena organización y es señal que hay una buena limpieza.
Como dice Yokoi Kenji: “La disciplina = organización + limpieza + puntualidad”
Para Hola Jalisco:
Abraham Palomera

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba