LOS MEJORES PRODUCTOS
DestacadosEspectáculosNoticias

Recuerdas a Imanol, el ídolo infantil mexicano

Imanol se alejó del medio porque "se quedó pelón",

Los hijos de  Manuel Landeta, eran de las estrellas infantiles más famosas de Televisa en los 90, pero Jordi e Imanol buscaron la estabilidad económica como empresarios, sin imaginar que sus negocios se enfrentarían a una grave crisis debido a la pandemia por COVID-19.

Luego de participar en su ùltima telenovela ‘Verano de amor’, Imanol se retiró de los foros de grabación. Desde entonces, pocas veces se le ha visto frente a las cámaras, pero su padre Manuel Landeta, quien sí ha seguido una carrera como actor, es quien actualiza sobre lo que le ocurre a su hijo. 

Hace un año contó a Adela Micha que Imanol se alejó del medio porque «se quedó pelón», pero estudió aviación y administración de negocios. «Ustedes saben que el medio artístico es muy complicado. Él quería tener una vida un poco más estable y se tendió por el lado empresarial. Montó una operadora de estacionamientos con mi otro hijo Jordi, están asociados, pero ahorita él está metido con estas constructoras que hacen universidades y centros comerciales», reveló.

Pero debido al paro de actividades como medida preventiva contra el coronavirus, el negocio de los hijos de Landeta se vio afectado. «Están abrumados con el tema de los negocios, que se han visto muy afectados. Han tratado de resolver, han tratado de aguantar lo más posible los sueldos, pero están llegando a un límite», contó a ‘De primera mano’.

Se trata de un duro golpe para los hijos de Manuel Landeta, quienes tenían todo para triunfar como actores, y de hecho, lo hicieron a temprana edad.  

Jordi protagonizó la telenovela ‘Serafín’ e Imanol era uno de los actores infantiles más famosos de los años 90; trabajó en telenovelas como ‘Los hijos de nadie’, ‘Vivo por Elena’ y ‘El niño que vino del mar’, además de su inolvidable carrera musical con éxitos como el de ‘Como canica’.

Sin embargo, a Jordi no le gustó el medio artístico, y en cuanto a Imanol, crecer no fue su mejor aliado. En palabras de su padre, lo que motivó su retiro fue su aspecto físico. «Estaba viendo complicado en México por el tipo que tiene, no porque mi hijo sea feo, es un tipo muy guapo, pero es bajito, está rasurado de la cabeza porque tiene poco cabello y es un estereotipo que en México no es común ver. Él quería seguir siendo protagónico y estelarizar, pero entonces decidió hacer el cambio y hoy en día se dedica a cosas completamente distintas», aceptó.

«Me gustaba mucho verlo arriba del escenario. Es un chavo que tiene unas facultades para la actuación y para el canto muy particulares, pero puntualmente la actuación es algo que maneja muy bien Imanol, maneja la emoción muy fácilmente y muy natural; él logró conmover y cautivar al público, tanto que a la fecha la gente le sigue pidiendo fotos y autógrafos», dijo Manuel hace unos meses. 

Desde hace una década estaba ocupado en sus negocios, pero a decir de su padre, Imanol sí extraña un poco la fama. «Yo pienso que sí, alguna vez hizo un comentario de que extrañaba aquellos encuentros con la gente cada vez que hacía shows. La gente amaba a Imanol, a la fecha, aún a pesar de que ya está pelón, se le acercan. Pero muy realizado, me hizo abuelo, mi primer nieta que está divina», presumió.

De hecho, su lado artístico tampoco ha dejado de surgir, y en 2017 fue parte de un grupo de pintores que expusieron sus obras en el Museo Franz Mayer, hazaña que su padre no dudó en presumir en las redes sociales. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba