LOS MEJORES PRODUCTOS
Entretenimiento

La torta ahogada

El arte de deborarte una torta ahogada

Torta ahogada.

La torta ahogada es uno de los platillos más típicos y representativos del estado Jalisco, particularmente de la ciudad de Guadalajara. Aunque su popularidad se ha extendido a diferentes regiones del país.
Tiene sus orígenes a principios del siglo XX, cuya historia tiene varias versiones, una de la más conocidas es la de «El viejo campesino» que cuando un día llegó a su casa, hambriento, buscó con qué saciar su apetito, pero sólo encontró un trozo de pan, un poco de frijoles machucados, trozos de carne de cerdo preparada como carnitas y una salsa de jitomate aguada.

Otras versiones menciona al señor Ignacio Saldaña, el Güerito. Donde el padre de don Luis de la Torre, el mero Güero, inventó las tortas ahogadas y las empezó a vender en el jardín de San Francisco, en el centro de Guadalajara. Al morir don Luis padre, su hijo, el Güero júnior, siguió la tradición y abrió su negocio en una esquina.

La última versión y al parecer la más destacada es de Diodoro Francisco Javier Trujillo Cornejo mejor conocido como «Macaco» en las zonas céntricas de la ciudad de México, viajo a Guadalajara un 14 de febrero del año 1929 para celebrar con su novia. El Sr. Diodoro muy arraigado a sus costumbres de la ciudad llevó tortas de carnitas, con frijoles y cebolla hacia, Guadalajara. En el momento de compartir sus tortas con su novia y familia, pidió salsa, sin embargo, esta salsa no contenía el chile que solía degustar. Entonces le agregó gran cantidad de salsa, remojado el pan y sus ingredientes. En ese momento su novia Karina Reyes le dijo exclamando. «Que rica tu torta ahogada». El Sr. Diodoro al ver el gusto que esa improvisación en la torta le gustó a sus invitados, decidió quedarse en la ciudad de Guadalajara y poner su primer establecimiento en las calles de Durcal 588 un pequeño puesto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba