LOS MEJORES PRODUCTOS
¿Sabías qué?BellezaCUERPO Y SALUDDestacados

LA BELLEZA (TRASCENDENTAL DEL SER)

Todo ente es bello en cuanto que presenta una cierta armonía en sus partes que agrada a la vista. De este modo, la belleza viene a ser la forma que se presenta a quien conoce el ente, y si decimos que todo se presenta bajo una forma, entonces la belleza se convierte en un trascendental, es decir, no depende de la subjetividad para que algo sea bello, sino que es bello por el simple hecho de tener una forma. También la belleza se funda por la unión de la verdad y la bondad, que éstas se traban en la contemplación, en la admiración misma de la belleza. Y así como el conocimiento participa de la contemplación se asegura un conocimiento más profundo, es decir, no solo se queda en el conocimiento de lo abstracto, sino que gracias a la belleza se logra que esa contemplación pueda ser parte de la experiencia y del sentimiento. Por eso mismo, en el conocimiento no solo se habla de la inteligencia y la voluntad, sino también de la afectividad (sensibilidad y sentimiento) que hace más excelente el conocimiento humano. Y así, la belleza logra ser la unidad de los demás trascendentales (uno, bueno y verdadero), porque expresa de manera unitaria a todo el ser. Une cada aspecto del ser y los pone de manifiesto en una unicidad.
Cierto es que la belleza en los entes se manifiesta de manera muy diversa, y es aquí cuando se habla de los grados de la belleza, que se puede manifestar más o menos de acuerdo con cada ente. Y esto es de acuerdo con su materialidad, ya que por ella se encuentran limitados de poseer la belleza total de lo que son. Digamos entonces cuales son esos niveles de belleza:
1. Belleza inteligible. Es precisamente aquella que se encuentra en relación con la verdad y la bondad. Se puede conocer y captar solamente por las facultades del alma. Es aquella belleza que causa agrado en el conocimiento y que logra una riqueza más profunda del mismo conocimiento.
2. Belleza sensible. Ésta se divide en dos:
a) Natural. Es aquella que surge de la misma naturaleza de las cosas. Aquella que se encuentra en el mismo ente y que se muestra ante la realidad. Es posible captarla con los sentidos.
b) Artificial. Esta belleza se encuentra en las obras del hombre. Es todo aquello que el hombre crea y guarda una cierta armonía. Es la plasmación de la belleza que capta el hombre en lo material. Es en sí el arte que construye el ser humano.
Para Hola Jalisco:
Abraham Palomera

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba