LOS MEJORES PRODUCTOS
DestacadosNoticias

El aborto una muerte de cuento de hadas

La vida del ser humano que se engendra dentro del vientre materno.

Chesterton, escritor y periodista británico anunciaba lo siguiente: “llegará el día en que tengamos que defender que la hierba es verde”, en otras palabras, llegará el tiempo en que tengamos que defender que el agua moja, que los perros ladran, que los peces nadan, que cada uno de ustedes que están leyendo necesitan el oxígeno para llevar a cabo la respiración y no morir. Aunque parezca algo tan absurdo, ¡de verdad!, hemos llegado a ese día, al tiempo donde tenemos que defender lo indefendible y prueba de ello es que tengamos que defender la vida. La vida del ser humano que se engendra dentro del vientre materno.

Es esencial defender la vida, el primer derecho de toda persona y sin el cual los demás derechos no tienen razón de ser. Es ilógico que algunos nos consideremos capaces de infringir en este derecho y elegir quienes pueden vivir y quienes no. ¿Acaso no es un derecho de todo ser humano? Sabemos que los derechos son universales y propuestos para el bien común, entonces, ¿por qué no dejamos que nazca el ser humano que se encuentra en el vientre materno?
Opiniones divididas declaran que en realidad no es un ser humano, que no es una persona el que se encuentra dentro de la madre, argumentan que es un cúmulo de células, incluso cuando en la ciencia es celebrada la vida de un procarionte.

Este argumento contradice a la ciencia, la lógica, el sentido común. Es tan sencillo leer un poco de genética, de embriología o medicina para darse cuenta de que la misma ciencia confirma que es un ser humano y no otra cosa. Ahora bien, más allá de leer sobre medicina, utilicemos la lógica, el sentido común. Una mujer ¿puede gestar un perro, un gato, una ballena, un chango? Desde el inicio del embarazo hasta su culmen, reconocemos que lo que se gesta es un ser humano y no otra cosa. Si aún no estamos convencidos, apliquemos los primeros principios de la lógica.

Principio de no contradicción: “es imposible ser y no ser a la vez”. Principio de identidad: “el ser es; el no-ser no es”. Principio de tercero excluso: “ cualquier cosa, o es o no es, no cabe término medio”. Y por último, principio de razón suficiente: “todo ser tiene una razón suficiente de ser”.

Todos estos principios nos muestran que la madre lleva en su vientre una persona, un ser humano. Ya lo decía el mismo Shakespeare en su obra de Hamlet: “ser o no ser, esa es la cuestión”. Si al principio de la gestación no es un ser humano, ¿cómo es que resulta ser al final un ser humano?
El aborto, el cuento de hadas perfecto para solucionar los distintos problemas de la sociedad. Pero ojo, tanta belleza no hay, de verdad, tanta belleza no hay.
Nos propone ideas anticientíficas y fuera de la realidad. Una construcción lingüística, un juego de palabras que disfrazan la mentira en verdad. Una muerte vendida como progresión social.

Para Hola Jalisco:
Abraham Palomera

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba