LOS MEJORES PRODUCTOS
Destacados

Adicción a analgésicos opiáceos.

Un problema social.

Adicción a analgésicos opiáceos
Los analgésicos opiáceos son un tipo de medicamentos utilizados para controlar fuertes dolores, tales como, dolor por una lesión grave, una cirugía, dolor causado por el cáncer o algún dolor crónico.
Los analgésicos más utilizados son metadona, oxicodona, fentanilo, hidrocodona y el tramadol. El consumo de estos medicamentos puede generar una adicción o dependencia, ya que su efecto principal es evitar el dolor, lo que lleva a muchas personas a consumirlos constantemente para no sentir dolor. Los analgésicos opioides provocan una mayor liberación de endorfinas, las cuales ayudan a disminuir o evitar el dolor, además de causar una sensación de bienestar en las personas que los consumen.
Entre los factores de riesgo a generar una adicción se encuentran el consumo de dosis altas por día (más de 100 mg), uso a largo plazo (más de 3 meses), problemas psiquiátricos y el uso de analgésicos de rápida liberación. Nadie se encuentra exento de caer en la adicción, por ello, es importante tener un buen control en el consumo de estos medicamentos. En teoría los analgésicos sólo pueden ser obtenidos bajo prescripción médica, aunque en algunos casos muchas personas adictas que ya no reciben el medicamento por el médico suelen buscar otro tipo de sustancias para satisfacer su adicción y seguir sintiendo esa sensación de bienestar.
Una persona adicta puede llegar a presentar una sobredosis o intoxicación provocándole varios daños o incluso la muerte. Los síntomas que suelen presentar este tipo de personas en una sobredosis son:
• Cara pálida, fría y húmeda
• Respiración y latidos del corazón son muy lentos (deja de respirar)
• Las uñas y labios son de un color azul o púrpura
• Comienza a vomitar
• Cuerpo débil
• Dificultad para hablar
Además su uso, sin llegar a una sobredosis, puede provocar somnolencia, náuseas, estreñimiento o niebla mental.
La adicción a este tipo de medicamentos se ha vuelto un problema social, ya que el número de personas adictas va en aumento. Este problema causa mayor índice de intoxicaciones y muertes. No sólo provoca consecuencias para la persona adicta, también afecta a los familiares y a la sociedad en general.
Ante este problema se han comenzado a plantear varias normas o medidas que permitan el uso adecuado de estos medicamentos y la educación constante tanto para pacientes como personal de la salud.

Para Hola Jalisco:
Abraham Palomera

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba